Carlota Ciganda campeona del circuito profesional más grande del golf femenino

 

Carlota Ciganda llegaba al hoyo 18 del domingo empatada junto a Alison Lee en la primera posición del LPGA KEB Hana Bank Championship. La navarra había hecho lo más difícil en las primeras horas del día en Corea del Sur, convirtiendo seis birdies en las diez primeras banderas para distanciarse en lo alto de la clasificación y, sin embargo, los nervios le jugaron una mala pasada a partir del 14. Doblebogey en el 14, bogey en el 16 y otro más en el 18 para quedar a merced de la estadounidense. Por suerte, Lee tampoco pudo pasar del bogey en la última bandera y un PlayOff dictaría sentencia esta semana en el LPGA.

Eran momentos duros para Carlota. Le daba vueltas a los últimos fallos, pensando que podía estar levantando ya su primer trofeo en el circuito estadounidense y, sin embargo, se lo iba a jugar todo a una carta con una jugadora que, en su primer año como profesional, había logrado la proeza de clasificarse para la Solheim Cup. Fue entonces cuando algo cambió en su manera de jugar y, sobre todo, de pensar. Se acordó de la persona que se lo había enseñado todo, como una vez definió a Regelio Echeverría, su mentor, cuando la española escalaba puestos en la clasificación mundial.

Su entrenador de toda la vida, fallecido en el verano de 2014, se quedó con las ganas de verle ganar en el LPGA, el circuito profesional más grande del golf femenino. Es por esto que tenía que hacer un esfuerzo. Carlota Ciganda sacó fuerzas de donde no había y en el hoyo 18 –el mismo en el que unos minutos antes le había abierto las puertas del triunfo a la estadounidense, consumó el triunfo. Y  como es normal, la victoria tuvo una dedicatoria especial al llegar a la sala de prensa.

Esta victoria significa mucho para mí”, comenzó apuntando la jugadora española. “Es muy bonito ganar en Corea, donde el golf es tan grande. Sobre todo porque los dos últimos años han sido muy difíciles para mí a raíz de la pérdida de mi entrenador. Tuve que buscar otro preparador, cambié de caddies…Ha sido un largo viaje, pero no cambiaría esta profesión por nada del mundo”, sentenció. Ella sonrió y miró al cielo, y seguro que desde arriba Rogelio le devolvió el guiño.

 

Fuente. opengolf.es


Olazábal vuelve a competir en el British Masters

José Mari Olazábal vuelve a la competición después de haber permanecido retirado durante 18 meses. El doble campeón del Masters de Augusta y victorioso capitán del equipo europeo de la Ryder Cup en 2012, tomará parte esta semana en el British Masters supported by Sky Sports y la siguiente en el Masters de Portugal. 

A lo largo de sus 31 años en el Circuito Europeo, Olazábal se ha visto obligado a retirarse durante varios y largos periodos debido a una constante artritis reumatoide contra la que ha tenido que batallar en distintas etapas de su vida. 

El guipuzcoano suma la friolera de 35 títulos internacionales en su historial, 23 de ellos en el Tour Europeo, considerando su segundo Masters de 1999 el mayor triunfo sobre la adversidad ya que unos meses antes tuvo que luchar contra una lesión del pie que casi acaba con su carrera.

Olazábal cumplió 50 en febrero siendo elegible para disputar el Circuito Senior, sin embargo, las próximas semanas serán cruciales para decidir los pasos a seguir tras permanecer alejado de la competición desde el Masters del 2015. En marzo de ese mismo año jugó el Trofeo Hassan II de Marruecos (29-3-15) terminando noveno empatado; dos semanas después firmó 71 golpes en la segunda vuelta en Augusta National (10-4-15); y un mes más tarde tuvo que retirarse antes de comenzar la primera vuelta del Open de España en El RCG El Prat (14-5-15) con fuertes dolores en los hombros, la zona inguinal y las articulaciones.

“Vuelvo a competir con ilusión. Quiero comprobar cómo aguanta el cuerpo en la vuelta a los “ruedos”: 18 hoyos, entrenamiento… será un buen test para saber si aguanto todo el día de pie. Últimamente he jugado 18 hoyos dos días, nueve otros dos días, ayer hice 18… así he ido intercalando.

“Me he inscrito en el British Masters y el Portugal Masters porque son los dos últimos torneos de la temporada que puedo jugar. Quiero probarme estas dos semanas pues de ello dependerá mi decisión de cara al año que viene, no sé si seguiré jugando el Tour Europeo o probaré suerte en el Champions tour… ya veremos.

“Toqué fondo en diciembre y a partir de enero empecé a notar ligera mejoría; ha sido un proceso lento, una inflamación de las terminaciones tendinosas que se insertan en la articulación. Voy mejor y, aunque no estoy al cien por cien, los dolores van disminuyendo. Sigo teniendo pequeñas molestias pero esas ¡ya forman parte del carnet de identidad!”.

Después de ganar su primer Masters en 1994, Olazábal tuvo que retirarse durante 18 meses mientras se recobraba de una poliartritis reumatoide que le hizo temer lo peor, no sólo que su carrera golfística había llegado a su fin sino que tendría que utilizar una silla de ruedas el resto de su vida; a pesar de ello, no dejó de luchar y volvió a ganar la segunda chaqueta verde en 1999.

El de Hondarribia no juega el British Masters desde el 2004 y confía en que su reaparición no cause demasiado alboroto; no es ajeno a reapariciones y, de darle la vuelta a la situación, sabe más que nadie: en la Ryder Cup 2012 en Medinah protagonizó, probablemente, la mayor gesta de la historia del golf al superar su equipo un déficit de 10 – 6 en los enfrentamientos individuales del último día y se trajo el trofeo a Europa, venciendo a los estadounidenses por 14½ - 13½.

Ahora que se prepara para otra “vuelta” bromea sobre sus anteriores hazañas y piensa que tal vez hayan sido olvidadas después de tan prolongada ausencia: “Me gustaría que mi vuelta a la competición fuese lo más discreta posible. Yo ya no soy noticia, la buena noticia son los “babies” de hoy en día: Rory McIlroy pegando un Drive de 388 yardas, Brooks Koepka con un hierro cuatro a 224 metros, tiros extraordinarios a bandera… Menudos castañazos, ¡la madre que…! Ellos sí que son noticia y lo demás, tonterías. Durante estos largos meses he visto por la tele casi todos los torneos y la Ryder Cup, del primero al último golpe.

“Llevo tanto tiempo sin competir que cuando llegue al campo de prácticas en The Grove y Oceânico Victoria me tendré que presentar: ‘Hola, soy Jose Mari, encantado de conocerte’”JM Olazbal Getty Images

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Aviso legal