“Crecí viendo la Ryder Cup y creo que es, sin ninguna duda, la competición de golf más apasionante.

Sergio García y Rafa Cabrera-Bello integrarán, por méritos propios, el equipo de la Ryder Cup que del 30 de septiembre al 2 de octubre defenderá los colores de Europa frente al combinado estadounidense en el recorrido de Hazeltine National, en Minnesota (USA), capitaneados por el norirlandés Darren Clarke, que hoy ha desvelado los nombres de los tres jugadores de su libre designación.

Representarán a Europa Rory McIlroy (Irlanda), Danny Willet (Gran Bretaña), Henrik Stenson (Suecia) y Chris Wood (Gran Bretaña), clasificados a través del ranking del Circuito Europeo; Sergio García, Rafa Cabrera-Bello, Justin Rose (Gran Bretaña), Andy Sullivan (Gran Bretaña) y Matthew Fitzpatrick (Gran Bretaña), que se han ganado su plaza a través del ranking mundial; y Lee Westwood (Gran Bretaña), Thomas Pieters (Bélgica) y Martin Kaymer (Alemania), elegidos por el capitán Darren Clarke.

Sergio García: “La Ryder Cup me vuelve loco, no hay nada igual. Me siento muy orgulloso de volver a formar parte del equipo europeo. Será mi octava edición como jugador y novena consecutiva, ya que en 2010 fui vicecapitán a las órdenes de Monty (Colin Montgomerie). 

“No se puede comparar con ninguna competición, es única y muy especial. Es imposible expresar con palabras lo mucho que significa para mí. Guardo muy buenos recuerdos y fantásticas experiencias que nunca olvidaré, desde la primera que jugué en 1999 a la última en 2014. 

“En la Ryder Cup representas a un continente y juegas por un equipo, lo que la hace todavía más especial; siempre estás pensando en tus compañeros e intentas hacerlo lo mejor posible, lo das todo, y el apoyo del público es increíble”.

Rafa Cabrera-Bello: “Crecí viendo la Ryder Cup y creo que es, sin ninguna duda, la competición de golf más apasionante. Cuando la veía en televisión soñaba con jugarla algún día. La aportación de España a la Ryder Cup ha sido muy importante; haberme clasificado significa mucho para mí”.

Fuente: www.opengolf.es

 

 

 

 


Rafa Cabrera Bello da un paso de gigante para convertirse en el décimo hombre

Estamos, como saben, en año Ryder y tenemos a un español metido en el epicentro de la batalla por entrar en el equipo europeo. Asegurada un año más la plaza de Sergio García, qué difícil es conseguirlo edición tras edición y qué fácil parece hacerlo cada vez el genial jugador de Borriol, hay un segundo jugador que está peleando cada punto por estar el próximo mes de octubre en Hazeltine (Estados Unidos).

 

Se trata de Rafa Cabrera Bello. Su objetivo es convertirse en el primer canario que juega la Ryder Cup y en el décimo español. Una cifra tan redonda como significativa. Se han celebrado dieciocho ediciones de la Ryder desde que Europa empezó a formar parte del torneo, allá por 1979, y haber aportado al equipo hasta nueve nombres diferentes es un número como para sacar un poco de pecho.

 

Como decimos, Rafa está metido en la carrera por ponerse a las órdenes de Darren Clarke y este fin de semana ha dado un paso muy importante, casi de gigante, aunque no definitivo. Se ha disputado el Open de Francia, un torneo que daba muchos más puntos de lo habitual para la clasificación Ryder. Había que hacerlo bien y, sobre todo, mejor que el resto de sus rivales. Y Rafa lo ha conseguido.

 

Concretamente, Cabrera Bello ha finalizado en la cuarta posición en solitario, justo por delante de Andy Sullivan y mucho mejor que Matthew Fitzpatrick o Thorbjorn Olesen, que ni siquiera pasaron el corte. Así las cosas, de las ocho plazas que hay que ganarse por puntos para estar en la Ryder, Rafa ocupa la séptima, justo por delante del citado Fitzpatrick por muy poca diferencia. La mejor noticia es que ha alejado un poco más al noveno jugador, ése que podría sacar a Rafa, a Fitzpatrick o a Sullivan, están todos ellos bastante igualados, en los dos meses que quedan de recta final.

 

Las cuentas son las siguientes a día de hoy: Rafa tiene más de treinta puntos de diferencia respecto a Olesen por la lista del ranking mundial y más de 400.000 euros respecto a Dubuisson en la lista de ganancias del Circuito Europeo. Es decir, no hay nada definitivo, pero sí que se trata de un colchón más que generoso.

 

No se puede elevar nada a definitivo y Rafa necesita seguir sumando porque aún se tienen que disputar varios torneos y entre ellos dos grandes, Open Championship y PGA Championship. Ambos majors otorgan al ganador nada menos que cien puntos de ranking mundial, una cifra que podría poner la clasificación para la Ryder patas arriba... Piano piano... Aunque Rafa está hoy un poco más cerca que ayer de ser ese décimo hombre.

 

Fuente: fedgolfmadrid.com

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Aviso legal